Desconocido

(???? - )

Descripción

A mediados del siglo XIX se crearon en España un abundante número de sociedades mutuas de ayuda para el caso de Incendios en numerosas ciudades y pueblos. Estas sociedades mutuas de Seguros, no estaban constituidas a prima fija (aunque se exigía una pequeña aportación inicial a cada socio), sino a prima variable, con cálculo de aportación a posteriori una vez ocurridos los siniestros y calculados los importes. Estas entidades, que no tenían la forma de una compañía de Seguros, como las que existen en la actualidad, adquirieron una fórmula parecida a la de hermandad y producían unas placas en las que se decía «Vivienda asegurada» o simplemente «Asegurada», las que colocadas en las fachadas, indicaban que en caso de incendio la casa estaba cubierta por ser su propietario un socio de la hermandad (la vida de estas entidades fue pareja a la creación de los cuerpos de bomberos). Las múltiples sociedades de Seguros mutuos concebidas de esta forma, fueron posteriormente desapareciendo a medida que iban floreciendo las sociedades de Seguros de incendios a prima fija con carácter más mercantil y profesional.

Works